top of page
IMG_7139.jpg

“El Super Poder de la Pausa” en nuestro Desafío de 21 Días de Meditación  🧘‍♂️✨

Una manera de vivir

La espiritualidad no debe ser vista como una meta final, sino como una manera de vivir. Con esta premisa, presentamos el desafío de 21 días: El Súper Poder de la Pausa, una oportunidad para meditar juntos y establecer la meditación diaria y la contemplación en nuestra vida cotidiana. En un mundo que despierta ansiedad, frustración, desconexión y una pérdida de encanto y empatía, es indispensable integrar la meditación y la contemplación pura en nuestro modo de vida.

Reencantarnos con el día a día:

Este desafío busca reencantarnos con el día a día a través de la simplicidad de visión, proponiendo un reencuentro con nuestra naturaleza íntima y con la apertura, compasión y empatía fundamentales. La sencillez es la clave para asegurar que no abandonemos el desafío. Muchos maestros de meditación enfatizan que la constancia es más importante que la duración de la práctica. Por esto, las sesiones diarias de este desafío serán cortas, de solo 10 minutos.


Detalles del desafío

Plataforma: Zoom


Sesiones diarias:

Lunes a viernes: 6 am y 21 pm (máximo 15 minutos cada sesión). Ideal que estén en ambas, pero si solo pueden estar en la de las 21 pm igualmente pueden participar.

Fines de semana: 10 am y 21 pm (máximo 25 minutos cada sesión para discutir las enseñanzas y los desafíos de la semana)

Además de las meditaciones, cada día incluirá un desafío de contemplación y algún ejercicio para integrar la práctica en la vida cotidiana.


Simplicidad y efectividad de los desafíos diarios

Los desafíos diarios son simples y efectivos. Por ejemplo:

Compromiso de agradecimiento: Durante los 21 días, mantén un constante estado de agradecimiento.

Atención a las quejas: Observa y evita quejarte, manteniéndote consciente de tus pensamientos y palabras.
Junto con la meditación de anapana sati, estos desafíos serán un entrenamiento para la mente. Nos apoyaremos mutuamente para estar atentos a estos compromisos, ayudándonos a darnos cuenta de que nuestras experiencias cotidianas están íntimamente vinculadas con nuestra percepción de ellas.

Transformación a través de la consciencia:

Al trabajar conscientemente con patrones inconscientes, acuerdos y voces que generalmente están ocultos, y al crear antídotos y establecer nuevos hábitos positivos y constructivos, podemos transformar nuestro modo de vivir de forma radical y directa.

Para todos los niveles:

El desafío está diseñado tanto para personas que nunca han meditado con constancia como para quienes nunca han meditado. Es una oportunidad de desarrollar una nueva herramienta y establecer la disciplina de la meditación de manera leve y sencilla. Meditar es como lavar la mente y sacar la basura, es tomarse un cafecito y resolver problemas, es contemplar una flor y admirar el camino por la vida. Es desaprender el apuro y la ansiedad, permitiendo que florezca una calma mental y una presencia natural, esenciales para una mente saludable.

Apoyo diario y grabaciones:

Habrá dos encuentros diarios en vivo para apoyarnos en el desafío. Para quienes no puedan asistir, habrá grabaciones disponibles. Lo importante es practicar a diario durante los 21 días y cumplir con los desafíos diarios.

Una interrupción en el piloto automático

La idea de este desafío no es ser solo otro taller más, sino introducir un elemento disruptivo en el piloto automático de nuestro día a día, llamado "Pausa". Este desafío es simple, directo, sutil, pero muy efectivo, buscando crear un impacto real y duradero en nuestra vida cotidiana.


Valor del desafío:

Este desafío no es nuevo; y esta siempre siendo aprimorado. En los desafíos anteriores, transmitidos por Instagram sin costo adicional, notamos que pocas personas se comprometían hasta el final. De un grupo de 30 personas, solo 7 completaban el desafío y realmente recibían los beneficios de la práctica. Esto fue un poco frustrante para nosotros, Gabriel y Beatriz, porque sentíamos que muchas personas dejaban de tener la oportunidad de completar la práctica y entender el valor profundo del desafío.

Por primera vez, hemos decidido hacer este nuevo formato por Zoom para interactuar más, conocernos mejor y establecer un vínculo más profundo en relación al desafío. También decidimos crear un valor de inscripción. El costo de 25 mil pesos para el ciclo completo de 21 días tiene dos motivos:

Dar valor al desafío: Hacer que el compromiso con la práctica sea más genuino.

Reflexión sobre el ayni: Somos padres de dos hijitos, cuidadores y trabajamos mucho para mantener vivo el sueño de Río Colibrí. Con su contribución, ustedes están aportando al crecimiento de este espacio y estableciendo una interdependencia positiva con él.

Aquí, en Río Colibrí, tenemos muchas actividades como retiros de silencio, estudios del Dharma, ceremonias, temazcales y estamos organizando actividades para niños y adolescentes. Su apoyo es muy valioso para nosotros y entendemos que esto es un fruto de sus trabajos y la dedicación diaria.

Inscripciones:

Para inscribirse, puede hacer una transferencia bancaria a los siguientes datos y enviar el comprobante junto con su correo electrónico y número de WhatsApp a riocolibrichile@gmail.com. También puede enviar la misma información por mensaje en Instagram.
* Banco: Banco de Chile
* Cuenta Corriente No: 014364507
* Nombre: Beatriz Collados Sariego
* RUT: 16.097.937-2

Sobre los fundadores:
Gabriel y Beatriz son los padres de Sofía y Tiago. Somos los fundadores de Río Colibrí, un lugar que tiene el propósito de traer la meditación y los beneficios de las prácticas meditativas para el bienestar común. Somos practicantes budistas desde el año 2008, año en el que tomamos refugio en las Tres Joyas: Buda, Dharma y Sangha.

Todo empieza con una pequeña semilla. Imagina que este desafío es una semilla: cultivar, regar y ver el brote de este gran regalo que es la presencia en nuestras vidas. No se trata solo de estar conscientes, sino de despertar y recordar las dimensiones compasivas de nuestra mente, y reconocer la gran fuerza transformadora que reside en ella.


Compromiso

Este es un desafío simple, corto, sutil y profundo a la vez. Pedimos que solo se inscriban aquellos que estén dispuestos a hacer al menos una meditación diaria de 10 minutos durante 21 días. Además, cada día incluiremos un desafío de contemplación y algún ejercicio para integrar la práctica en lo cotidiano.
Este desafío de 21 días es una invitación a integrar la meditación en nuestras vidas de manera sencilla y constante, ayudándonos a encontrar calma y presencia en medio de nuestras rutinas diarias.

Que todos los seres se beneficien. Una alegría tener su presencia.

bottom of page